Resolvemos todas tus dudas

No podemos calcular cuánto dura exactamente la terapia ya que depende de varios factores como tu compromiso, motivación, puntualidad… Cuanto más te impliques y más te esfuerces, mejores resultados obtenemos y más rápido los alcanzamos.

No podemos asegurarte que no volverás a sentir malestar en tu vida, porque si lo hiciésemos, te estaríamos engañando. Lo que sí podemos asegurarte es que si marcamos una serie de objetivos y trabajamos mano a mano para alcanzarlos te sentirás mucho mejor, y a la larga, serás más capaz de enfrentarte a todo lo que te genera malestar.

No. Eso es algo que tú mismo irás descubriendo a lo largo del proceso terapéutico. Nuestro trabajo como psicólogos es proporcionarte las mejores herramientas para que tomes las mejores decisiones y que seas tú quien construyas un autoconcepto sólido. Si a lo largo del proceso esperas que opinemos sobre lo que haces o sobre cómo lo haces, esta no es la terapia que necesitas. Nosotros valoramos profesionalmente tus actos y te ayudamos a reflexionar, pero no te diremos cómo ser o qué pasos debes dar en tu vida.

Las sesiones suelen durar 1 hora. No queremos que te  preocupes por el reloj, preocúpate sólo de la terapia.

Con sesiones online existen matices entre una relación de carne y hueso que nunca se pueden reproducir a través de una ciberterapia. Una buena alianza terapéutica es uno de los principales objetivos para Tu Like Auténtico, por eso recomendamos siempre una sesión presencial. Sin embargo, si no puedes asistir a nuestras sesiones presenciales, estamos a tu disposición para hacerlas online cuando mejor te convenga. 

Creemos que lo más adecuado es hacer las primeras sesiones una vez por semana y luego ampliar a 15 días, 3 semanas, etc., siempre que la evolución sea positiva. Si no puedes cada semana, podemos empezar cada 15 días, pero hay que  tener en cuenta que la terapia puede no ser tan efectiva y necesitemos más sesiones para alcanzar los  objetivos definidos.

Llámanos o déjanos tus datos y resolvemos todas tus dudas.

La cancelación o aplazamiento de una cita ya reservada debe hacerse mínimo antes de las 24 horas previas a la sesión para poder reorganizar la agenda con el suficiente margen de tiempo sin que ocasione un perjuicio ni al tiempo del terapeuta ni del resto de pacientes, por tanto, las citas que no se cancelen con ese margen de tiempo implicarán el coste de esa sesión. Las horas no consumidas de paquetes de sesiones no podrán ser devueltas en ningún caso.

Sí,  para que podamos iniciar el tratamiento psicológico a un niño o adolescente es necesario el consentimiento de ambos progenitores/as desde el momento que ambos ostentan la potestad parental del mismo y, por lo tanto, el derecho a decidir. Se entiende que los tratamientos psicológicos causan cambios en la persona que los recibe y, por lo tanto, siempre hace falta el consentimiento de ambas  personas progenitoras.

Se recomienda hacer constar por escrito el consentimiento de los y las pacientes con descripción del tratamiento, firmando las personas progenitoras en caso de personas menores de edad.

A continuación,  facilitamos un ejemplo que tiene que ser adaptado a las circunstancias concretas de cada caso:

“El/la Los/las firmantes declara/n que ha/n recibido información relativa a la intervención psicológica a la cual se someterá, que consistirá en (Describir………………….), así como en relación con su duración y los objetivos que se pretenden conseguir.

Se autoriza el tratamiento por parte de los/las progenitores/se del/la menor de edad.

Firma del interesado/*ada o personas progenitoras en caso de personas menores de edad”

Tu Like Auténtico te proporciona un documento para completarlo juntos.

En caso de que valoremos necesario el tratamiento, lo comuniquemos a las personas progenitoras y una de ellas no  esté de acuerdo, no podemos intervenir al niño o adolescente. En una situación de separación y/o en caso de desacuerdo, la parte interesada lo podrá solicitar vía judicial alegando «discrepancias en el ejercicio de la potestad parental”.

Si, una vez iniciado el tratamiento con el consentimiento de ambas personas progenitoras, una de ellas decidiera retirar el consentimiento, el tratamiento tendría que cesar.

En caso de adolescentes con capacidad conservada hay que considerar que, hasta los 11 años, los padres o tutores legalmente designados son los representantes del niño, aunque la opinión del niño tiene que ser tenida en cuenta. A partir de los  12 años, el niño tiene que ser escuchado a pesar de que no se presupone esta capacidad a todos los efectos. A partir de los 16, si tienen plena capacidad, pueden actuar por decisión propia siempre que no se trate de ninguna enfermedad grave o situación de riesgo (donde la opinión de las personas progenitoras será escuchada). Existen excepciones a este régimen cuando se trata de actuaciones de gran trascendencia o que comportan grave riesgo.

Así, para terapia con adolescentes, la ley dice que a los 16 años se puede tener la consideración de “menor maduro”. En cualquier caso, siempre será responsabilidad de nuestros profesionales considerar esta madurez (puesto que  la edad no siempre es el factor determinante desde una perspectiva psicológica). Nuestros profesionales tendrán en cuenta la situación, la información y el riesgo.

Sí, nuestros profesionales tiene el deber de proporcionar la información objetiva con relación a su tarea/intervención a la persona progenitora que pida información, así como facilitar las pruebas realizadas al niño o adolescente, siempre que no tenga limitada el ejercicio de la potestad parental. Libramos esta información prioritariamente de forma personal a la persona progenitora que lo pide. Y, si no, es posible hacerlo llegar por otros medios siempre que se respete la normativa de protección de datos personales. En el caso de entregar informes o documentos, solicitamos una confirmación de recepción a fin de acreditar esta entrega.

En caso de que la petición de la devolución haga referencia a una evaluación, se aplican las mismas recomendaciones.

Sí, si lo solicitas tienes derecho a recibir la información y copia de las pruebas realizadas durante el proceso de evaluación. Nuestros profesionales de la psicología tenemos la obligación de informar al usuario/a de forma clara y entendedora de las características de su intervención.

En una terapia de pareja, si uno de los miembros pide un informe que detalle información de los dos, no podemos dar información sin consentimiento de la persona implicada. En caso de tener el consentimiento de una de ellas, solo emitimos información sobre este interesado/a.

Nuestros profesionales psicólogos, en el ejercicio de su profesión, tienen que  guardar la confidencialidad con el/la paciente. Sólo puede eximirse por consentimiento expreso de este/a, en situaciones en que valoremos un riesgo para las personas o por supuestos legales.

Si consideramos que el/la paciente está en riesgo, se pondrá en conocimiento de la familia o personas profesionales que lo puedan evitar.

Siempre que estemos haciendo tratamiento psicológico a un niño o adolescente y consideremos que está en riesgo, nuestros profesionales están obligados a informar a los organismos competentes y/o a la Fiscalía de Menores. Si necesita orientación sobre los organismos competentes, puede llamar al teléfono de Infancia Responde para buscar orientación (116 111).

Para la atención y la asistencia psicológicas de los hijos menores de edad, no es necesario el consentimiento del progenitor contra el que se sigue un procedimiento penal por haber atentado contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro progenitor o de los hijos comunes menores de edad, o contra el que se ha dictado una sentencia condenatoria, mientras no se extinga la responsabilidad penal. La asistencia psicológica a los hijos mayores de dieciséis años requiere su consentimiento.

Llámanos y resolvemos todas tus dudas. Tú das el primer paso, el resto lo damos juntos.

¿Te gustaría saber responder a todas las preguntas incómodas que te hacen tus hijos?

Abrir Whatsapp
1
Hola 🙂
¿Cómo te sientes?
¿En qué podemos ayudarte?